lunes, 7 de junio de 2010

Merma capacidad visual en las mujeres

SANTO DOMINGO. Según señala la Organización Mundial de la Salud (OMS), la población femenina es más vulnerable a padecer debilidad visual y ceguera, ya que de los 45 millones de personas ciegas en el mundo, más del 60 por ciento son mujeres y niñas.

Las principales causas que influyen en que el número de mujeres que padecen debilidad visual sea mayor a los hombres, implican factores intrínsecos al género, medio ambientales y sociales, tales como mayor longevidad, predisposición a enfermedades visuales y menor acceso a servicios de salud, refiere la OMS a través de la iniciativa global Visión 2020.

El optómetra Javier Oviedo, director de Educación de Transitions Optical para América Latina, comenta que la tendencia a que las mujeres vivan más años promueve el desarrollo de enfermedades visuales crónicas como son: irritación ocular, cansancio y fatiga ocular.

"Las mujeres tienen una mayor tendencia a sufrir irritación ocular, lo cual contribuye al cansancio y la fatiga ocular. La razón es que tienden a presentar estados de resequedad ocular debido a los cambios hormonales (menstruación, embarazo y menopausia) y al uso de cosméticos oculares. El uso prolongado de cosméticos puede producir conjuntivitis crónica de base tóxica, irritante o alérgica", dice el experto.

"Así mismo, las cirugías cosméticas donde se estira el párpado pueden disminuir la frecuencia y la amplitud del parpadeo y deteriorar la lubricación de la superficie. Los síntomas que puede reportar son enrojecimiento, rasquiña y sensación de inconformidad", agrega Oviedo.

Las más comunes

Los cambios refractivos: Debido a la mayor retención de líquidos durante el embarazo, la córnea se puede engrosar y encurvar provocando una miopía transitoria. La futura madre entonces reportará disminución de su visión lejana. También se han asociado los cambios hormonales con cambios refractivos, por tanto, en algunos periodos de su vida, la mujer puede reportar problemas de visión.

Cataratas: En promedio, las mujeres viven más tiempo que los hombres, por lo que tienen una mayor tendencia a desarrollar condiciones degenerativas, relacionadas con la edad, que ponen en riesgo la visión como por ejemplo, la opacidad de su lente cristalino o catarata. En los Estados Unidos, la catarata afecta 1,5 veces más a mujeres que a hombres. Si bien gran parte de la diferencia de género en la incidencia de cataratas puede atribuirse a que las mujeres viven más tiempo, también se sabe que las mujeres, independientemente de la edad, corren intrínsecamente un mayor riesgo que los hombres de desarrollar catarata cortical.

Degeneración macular: Debido al mayor tiempo de vida femenino, algo similar ocurre con su retina, las mujeres tienen el doble de probabilidad de desarrollar degeneración macular relativa a la edad; el riesgo es del 6% para las mujeres y sólo el 3% para los hombres.

Oviedo afirma que las exigencias del mundo moderno y ritmo de vida de la mujer contemporánea contribuyen a mermar su capacidad visual.

La contaminación ambiental, la exposición a la radiación ultravioleta solar, el trabajo frente a una computadora, los cambios bruscos de iluminación, la vida sedentaria y el tabaquismo, son importantes factores de riesgo cotidianos que afectan la visión.

Prevención

Primero, la mujer debe estar en permanente contacto con su especialista de la visión. Una visita anual será de gran ayuda.

También se recomienda usar productos cosméticos con prudencia y evitar los que generan algún tipo de reacción negativa para evitar su uso.

No prestar bajo ninguna circunstancia sus productos cosméticos.

Proteger sus ojos de la radiación ultravioleta, tal como lo hace con su cuerpo. Esto puede reducir la posibilidad de enfermedades oculares.

Prestar atención a una buena dieta alimenticia rica en antioxidantes y omega 3 y 6 será un gran aporte para evitar enfermedades degenerativas.

Abstenerse de fumar porque incrementa la probabilidad de irritación ocular.

Para conservar la salud visual hoy y en el futuro, es fundamental que toda la familia se realice un examen ocular por lo menos una vez al año, especialmente mujeres embarazadas o con menopausia.

El especialista recomienda implementar medidas de protección cotidianas para contrarrestar los efectos de agentes como las radiaciones solares, el deslumbramiento y la exposición constante a la computadora o al televisor, a través del uso de lentes fotosensibles que brindan una protección ciento por ciento.

-------------------------------------------------------------------------------------------------
Si te gusta el contenido y no quieres perderte ningún post, recuerda suscribir tu
e-mail en la parte derecha superior de la página o puedes seguirnos a través de Facebook.
No olvides también hacer tu comentario y dejar tu impresión debajo de este artículo, Muchas gracias!!
-------------------------------------------------------------------------------------------------