viernes, 25 de febrero de 2011

ALTAGRACIA CRISÓSTOMO: Reina del carnaval francomacorisano


Por: Nayadira Agramonte
Ella es alegría, espejos y cascabeles. En su rostro asoma el carnaval durante todo el año. Fue en 1958 que el destello de espejos, lentejuelas y colores la cautivaron mientras estudiaba en la escuela Eugenio Cruz Almánzar. Es Altagracia Crisóstomo doña Negra- la promotora del carnaval popular francomacorisano, que esparce su alegría por las calles de la Ciudad del Jaya.

Doña Negra es nacida y criada en el sector Pueblo Nuevo, lugar donde vive y fundó los grupos carnavalescos Zafari Yunior, Zafari Gran Soley y Roba la Gallina. Además es la reina permanente del carnaval francomacorisano y la única mujer que lidera aquí colectivos febreristas.

Entre colores, bailes y disfraces son muchos los jóvenes, niños, niñas y mujeres que se han integrado a esta fiesta popular, pues con sus pocos recursos, doña Negra a través de rifas, kermeses y bonos confecciona los vestuarios de cada integrante de sus grupos.

Larga trayectoria
Con más de 50 años dedicados al carnaval, ha utilizado todo tipo de materiales para sus disfraces, fracatanes, vasos, discos compactos, papel plástico, lentejuelas, flores, frutos, banderas, perlas y brillo han sido fuentes de inspiración.

Altagracia Crisóstomo Agramonte es jurado del talent show de escuelas y colegios, así como miembro de la Junta del Distrito Educativo 05-07, de esta ciudad, acciones que realiza a título voluntario. Además formó parte de los filmes “El poder de la iglesia” y “La casa del kilómetro 5”.

Con sus ojos soñadores y vivaces expresa que es esencial regresar a nuestras tradiciones, con los desfiles por los barrios con el personaje de Roba la Gallina y el “El Mejor colmado este es”, para que los niños aprendan a sentirse orgullosos de ser dominicanos y tomen un disfraz para salir a la calle a ser parte del carnaval francomacorisano.

Entre risas recuerda su primer disfraz de Roba la gallina, el cual elaboró de papel crepé con su exagerado busto, exuberante trasero y ancha falda, el que una vez se le incendió varias veces, con colillas de cigarrillos que tiraban a la calle, viéndose en la obligación de correr adonde hubiera agua.

Asegura haber nacido carnavalesca y que así morirá, aun cuando a los folcloristas no les den el valor que tienen. Negra dice que con cada carnaval rejuvenece, se llena de alegría, vida y fantasía.

El carnaval de SFM es espontáneo y poco comercializado por la Alcaldía.

Fuente: ListinDiario