miércoles, 21 de julio de 2010

Desarrollan una inyección "sin aguja"

Científicos estadounidenses han desarrollado un método revolucionario que permite vacunar sin jeringas o agujas y sin necesidad de personal médico especializado, según un estudio publicado en la revista Nature Medicine.

Se trata de un parche que se coloca en la piel y que transformará la batalla contra futuras pandemias inoculando a los pacientes con vacunas que podrán enviarse por correo y que podrán administrarse en el hogar sin necesidad de ayuda médica.

En el mundo en desarrollo, la utilización de esos parches podría eliminar la necesidad de la costosa infraestructura de las campañas masivas de vacunación y su almacenamiento, además del peligro que supone la utilización de jeringas sucias.

El parche contiene alrededor de un centenar de agujas microscópicas hechas de plástico biodegradable que penetran ligeramente y de forma indolora en la superficie de la piel y se disuelven sin dejar huella.Las microagujas tienen una longitud de 650 micrones - seis veces el grosor de un pelo humano.

Lo más importante de esto es que aunque a simple vista puede parecer que se necesitara mucho tiempo de exposición para poder incorporar la sustancia, esto no es así!, pues el método que han creado implica que no pueda haber equivocaciones en cuanto a su aplicación y sobretodo a su efectividad.

La manera de aplicarse este tipo de vacunas es muy sencillo y puede ser aplicado por uno mismo, funciona de la siguiente manera: el primer dispositivo se encarga de la abrasión de la piel para poder dejar expuesta mayor cantidad de células, algo muy parecido a lo que sucede cuando nos rascamos.

El segundo dispositivo se encarga de suministrarnos la sustancia de una manera muy parecida a como funciona un parche medicinal.

Es por esto que ya se han implementado muchos fondos para su perfeccionamiento y desarrollo en masa, por que no solo ahorra dolor al paciente, sino que también ahorrará millones de dolares en agujas, jeringas y sobretodo refrigeración en transporte, ya que al ser parches secos no necesitan estar a bajas temperaturas para conservarse correctamente, extendiendo su vida útil hasta por 6 meses a temperatura ambiente.

Las pruebas efectuadas indican que el parche es tan eficaz, si no más que las vacunas convencionales.

Ciertamente todo un logro de la ciencia medica, el único inconveniente es que aún no tiene una fecha prevista para su lanzamiento y comercialización, pero podemos decir que ya vamos por buen camino.

Fuentes: Listín Diario y Caídos de la realidad
-------------------------------------------------------------------------------------------------
Si te gusta el contenido y no quieres perderte ningún post, recuerda suscribir tu
e-mail en la parte derecha superior de la página o puedes seguirnos a través de Facebook y Twitter.
No olvides también hacer tu comentario y dejar tu impresión debajo de este artículo, Muchas gracias!!
-------------------------------------------------------------------------------------------------