domingo, 8 de marzo de 2015

Desde Mi Teclado: Hipocresía festiva

Por: Nayadira Agramonte
Periodista

Hoy 8 de marzo en casi todo el mundo se conmemora el día internacional de la mujer. Celebración que inició para reconocer el esfuerzo de mujeres que rompieron el esquema de la sumisión y el machismo que colocaba en el papel de casi nada a mis congéneres.

Muchas actividades y reconocimientos. Los medios de comunicación inundados de felicitaciones y las redes sociales muestran en varios perfiles las homenajeadas por organizaciones laborales, sindicales, políticas, gubernamentales y sociales durante esta festividad.

¡Hipocresía festiva!  Mientras se nos festeja las grandes organizaciones laborales nos cancelan porque parimos. Sino ve hoy y observa los malls. ¿Cuántas cajeras tienen? Pocas o  ningunas, cambiaron su personal ¿Cuántas de nosotras están en los puestos de decisión? ¿De poder? Mientras sigue la celebración…

Somos más en las universidades. Somos más las profesionales, pero todavía somos las que limpiamos, planchamos, cocinamos y todo lo que se hace en casa.

¡Seguimos la celebración! Ya no somos libres, ahora somos extensión del macho que se cree el dueño hasta de nuestras vidas y si le parece nos la quita.

Lo peor es que en esta hipocresía festiva muchas son parte consciente o inconsciente de repetir esquemas superados, de retroceder en la educación del macho y de no creer en que podemos hacer lo necesario, no para superar al varón, sino para competir en igualdad de condiciones sin la pesada  carga social de que somos “mujeres”. 

Aún se nos ataca por lo sexual, lo intimo… cuando no tienen que decir a nivel de capacidad o profesionalismo ese es el tema para descalificarnos.

¿Debemos celebrar Si, pero no permitir la hipocresía Ahora más que en ningún tiempo debemos ser valientes y atrevernos hasta rechazar un reconociminento inmerecido que en estos dias sobreabundan