lunes, 1 de junio de 2009

Desde mi teclado: Tragedia y correo

Hola. ¿Cómo están? De mí les cuento que luego de Gaby fué Manuela la que se enfermó y tuvimos que internarla. Aun no sanan y me tienen de cabeza… sin embargo doy gracias a Dios por todo, porque aun con la enfermedad de ambas estoy dedicándole este tiempo a ellas.

Recuerdo que cuando derribaron las torres gemelas, en New York, aquel 11 de Septiembre 2001 en el que miles perdieron sus vidas, el mundo se estremeció con los cientos de historias, victimas, imágenes y videos de aquel fatídico día.

Hoy, al igual que entonces, lloramos otra tragedia la pérdida del vuelo AF 447 de Air France con destino a París, el cual desapareció con 228 personas a bordo y 12 tripulantes, en el Océano Atlántico.


En torno a este hecho empezaron: los partes de prensa, la búsqueda de la nave. La empresa Air France proporcionó la lista de los que tomaron el vuelo AF 447. Las conjeturas y las posibilidades sobre qué causó la tragedia.


Entre tantas “noticias”, la de Joao Marcelo Calaca, de 37 años, quien no abordó dicho vuelo por tener el pasaporte vencido. Un amigo estadounidense que lo acompañaría en el viaje también decidió, a última hora, postergar el vuelo.


A su juicio ese “error” salvó su vida y la de su amigo. Dice que pensó que “si está vencido es porque no debo viajar en este momento. No tenía una buena intuición".


Es por esta razón que recuerdo el 11 de septiembre del 2001, miles de correos circularon, por la red, con mensajes alusivos a la tragedia, pero recuerdo muy especial uno, ese que quizás a usted también le llegó, se titulaba “donde Dios me quiera”.


Expresa que dentro de las prisas y los compromisos diarios hay una fuerza divina que organiza nuestro tiempo de tal manera que salva nuestras vidas. Sí, solo debemos llevarnos de esos pequeños detalles.


¿Creen ustedes que si Calaca hubiera insistido le hubieran permitido tomar ese vuelo?. Claro que sí, sin embargo se llevó de esa corazonada. De ese pequeño detalle.


Así que, de ahora en lo adelante haga como quien escribió el correo. Cito: “cuando estoy atorado en el tráfico, espero un ascensor, tardo en contestar un teléfono que insiste o pasan esas cosas pequeñas que me incomodan - pienso: es exactamente donde Dios quiere que esté en ese mismo momento. Dios me bendice con todas esas pequeñas molestias.


Hasta luego, que tengan bendiciones y paz.

----------------------------------------------------------------------------------------------Si te gusta el contenido y no quieres perderte ningún post, recuerda suscribir tu e-mail en la parte derecha superior de la página.No olvides tambien comentar o dejar tu opinión debajo de este artículo, Muchas gracias!!----------------------------------------------------------------------------------------------