domingo, 28 de junio de 2009

Madres con hijas adolescentes ¿Como resolver los conflictos? (1era. Parte)

Sin duda la relación entre madre e hija reviste de cierta complejidad, que no la tiene la relación con el hijo varón.

Con la adolescencia, resurgirán conflictivas que desequilibrarán el vínculo.La primera vinculación amorosa, tanto en el niño como en la niña, se tiene con la madre. Más adelante, la niña cambia su objeto de amor inclinándose hacia el padre.

La madre empieza a ser una competidora por el cariño y atención del padre, a la vez que es amada e idealizada por la niña.

En la relación madre e hija-adolescente afluirán conflictos inconscientes entre amor y odio. La madre deberá aceptar que la “hija ideal” capaz de cumplir con aquello que ella no pudo, ahora tiene deseos propios que no siguen el mismo sentido de los suyos. La hija soporta una imagen idealizada de su madre que comenzará a caer, a la vez que luchará por su independencia e identidad personal.

La relación con una hija adolescente tendrá coordenadas distintas, de las que tenía cuando ésta era niña. Madre e hija buscarán un nuevo equilibrio para su relación, dando espacio y tolerando los conflictos y el enojo.

Las nuevas investigaciones confirman que:
1. Las discusiones madre-hija son un proceso cuyo fin es negociar la identidad de la hija.
2. Las adolescentes buscan un nuevo equilibrio, no distanciarse o separarse de su madre.
3. El propósito del conflicto entre madre-hija es modificar la relación e intimar en términos diferentes.
4. Lejos de colavorar con intentos de silenciar a las adolescentes, las madres liberan la articulada conciencia de sí mismas de las hijas.

Mitos generalizados que no son ciertos y altamente nocivos de este complejo período. ¿Caes en alguno? ¡Corrígelo ahora y sé mejor madre de lo que ya eres!
1. Las adolescentes desean separarse de su madre, tanto psicológica como emocionalmente.
2. El conflicto de una adolescente con su madre es un intento por cortar lazos emocionales y psicológicos.
3. La rebeldía y el conflicto van de la mano, y forman parte del mismo impulso de apartarse de la madre.
4. En la medida en que las adolescentes son incapaces de separarse de su madre, su crecimiento se estanca.
5. Las madres temen que sus hijas las abandonen, y por eso transmiten mensajes contradictorios acerca de la independencia y el crecimiento.
6. Habiendo visto frustradas sus metas personales, las madres envidian a hijas con más oportunidades.
7. Las jóvenes dan un paso adelante sólo para llenarse de temor de que, al avanzar, destruirán o castigarán a su madre.
8. Las adolescentes pasan por un proceso de auto silenciamiento progresivo, en el que usualmente las madres participan.

Para poder ser amiga de tu hija durante este periodo debes entender la adolescencia, ya que muchas niñas dan muestras de que ya han entrado en la adolescencia al hacer un cambio espectacular en la forma en que se relacionan con sus padres. Empiezan a separarse de mamá y papá y a ser más independientes. Al mismo tiempo, empiezan a ser más conscientes de la manera en que los ven los demás, especialmente los demás chicos de su edad, e intentan desesperadamente "encajar" en el grupo y ser aceptados.

Ponte en su lugar y recuerda cuando tu pasabas por este proceso y las discusiones entre tu madre y tu. Piensa en tu lucha por encajar, tus sentimientos de amor y odio sobre la misma persona. Te aseguro, que solo así comprenderas este mundo difícil y complicado por el que atraviesa tu hija.
-------------------------------------------------------------------------------------------------
Si te gusta el contenido y no quieres perderte ningún post, recuerda suscribir tu e-mail en la parte derecha superior de la página. No olvides también hacer tu comentario y dejar tu impresión debajo de este artículo, Muchas gracias!!
-------------------------------------------------------------------------------------------------