lunes, 22 de junio de 2009

Jarrón de porcelana pintado en frío.

A cuantas de nosotras nos ha pasado que tenemos una pieza de porcelana de un solo color, y la encontramos sosa, carente de sentido decorativo.

Hoy te damos una idea para que tu sola puedas cambiar esa vasija y convertirla en toda una obra de arte decorativa. Para lograrlo necesitaras: un Jarrón de porcelana, Papel de calco, Papel carbónico, Alcohol, Esencia de petróleo, Pinturas para porcelana enfrío, Pinceles redondos Nº 0, N° 2 y Nº 4 Pincel chato N° 20 .

Antes de comenzar la tarea habrá que limpiar el jarrón con un paño o algodón embebido en alcohol. Luego se transfiere el diseño con papel carbónico sobre la porcelana a través de líneas suaves. También se puede realizar el dibujo a mano alzada con un lápiz blando.

Con un pincel redondo N° 4 se empiezan a pintar las hojas, desde la nervadura central de cada una hacia la parte externa. El trazo deberá ser firme y parejo desde el principio hasta el fin.

Se utilizarán los colores verde oliva y verde esmeralda, que pueden mezclarse entre sí, y a los que incluso se puede agregar amarillo, ocre o marrón habano con el fin de alcanzar diversas tonalidades.

Las ramas y a los tallos se pintan mediante un pincel redondo N° 0 un liner en color marrón habano, con trazos finos y parejos.

Para pintar los frutos se utilizan los colores rosa, bermellón, amarillo y ocre: el blanco se destina a la iluminación. Las pinceladas deben seguir la forma circular de las frutas.

Se comienza en el nacimiento de cada cabito hacia un lateral y luego se vuelve hasta el comienzo del trazo profundizando con un tono más oscuro. La parte central de la figura se podrá iluminar con un tono más claro o un poco de blanco.

Luego se completa el color de los frutos y, una vez que la pintura está seca, se marcan detalles en cada uno. Para ello se utiliza el color marrón habano que deberá aplicarse con un pincel redondo N° 0 ó con un pincel liner. Del mismo modo, se podrán delinear las nervaduras c los bordes de cada hoja cuidando que la pintura de base esté completamente seca.

Las guardas se transfieren con carbónico o se dibujan a mano alzada. Para realizar esta tarea en forma pareja, se marca una línea paralela al borde de la tapa, tomando el lápiz entre los dedos índice y pulgar y apoyando el dedo mayor a modo de compás; en tanto, con la otra mano, se gira la pieza. Luego se marcan las divisiones y se dibujan los detalles.

Con el color marrón habano se pinta la guarda mediante el pincel redondo N° 0 (o el liner). Las marcas de lápiz que no pertenezcan al diseño, se quitarán dos horas después con un hisopo embebido en alcohol.

----------------------------------------------------------------------------------------------
Si te gusta el contenido y no quieres perderte ningún post, recuerda suscribir tu e-mail en la parte derecha superior de la página.No olvides tambien comentar o dejar tu opinión debajo de este artículo, Muchas gracias!!
----------------------------------------------------------------------------------------------