martes, 28 de abril de 2009

Lentes de sol, como elegir los correctos

En estos tiempos en que el sol se siente con fuerza y sus rayos nos ciegan e irritan nuestros ojos es necesario el uso de lentes oscuros. Estos accesorios se han convertido en una necesidad básica que protegen a nuestros ojos de los rayos UV y no solo un lujo que puedan verse genial en nosotras.

Todas queremos lucir fabulosas con nuestros lentes para el sol, sin embargo no es tarea fácil. La diversidad de formas al igual que de colores y las diferentes formas de cara pueden convertir el adquirir unos lentes de sol en una frustración.

La forma y color de lentes dice mucho de la persona de la mujer, siendo una forma de expresarse que jamás pasa desapercibida. La moda de las gafas oscuras no es para esconderse, si no, para ver y ser vista.No todos los lentes quedan bien en todos los rostros de hombres y mujeres, por ello, a pesar de ser un accesorio central es importante que elijas la forma adecuada para tu rostro. Porque el objetivo es usar lentes que cubran las zonas desproporcionadas y que vaya de acorde con la forma del rostro.


A la hora de comprar tus lentes de sol deberías tomar en cuenta lo siguiente: la Cara cuadrada deben utilizar lentes anchos y cortos con líneas ovaladas.La Cara rectangular va mejor con Lentes grandes que cubran los pómulos y siempre evitar los circulares. Sin embargo, para las mujeres con Cara redonda los Lente recomendados son de formas rectangulares o angulares grandes.Por su lado a las de Cara ovalada les deben utiliza los lentes redondos o tipo piloto. Evitar lentes demasiado grandes o demasiado pequeños.

Las mujeres con Cara diamante les quedan los Lentes más anchos o con forma oval. Deben evitar los cortos y los que son más anchos que los pómulos. Para las chicas de Cara triangular le quedan los Lentes de líneas prolongadas y que cubran sus pómulos.Para poder determinar el color de los lentes hay que tener en cuenta el gusto, pero también en los beneficios que cada mica nos puede ofrece, puesto que todas absorben la luz de forma distinta. En el caso del color gris, reduce luminosidad y no distorsiona los colores; el ambar, reduce el resplandor y ayuda a contrastar más los objetos. La mejor alternativa es elegir los fotocromáticos cuya oscuridad aumenta o disminuye dependiendo de la cantidad de luz que reciben.