lunes, 4 de enero de 2010

Bebé simulado para enseñar responsabilidad de ser madre

Santo Domingo.- Con apenas un fin de semana con un simulador de bebé bajo su cuidado, Angély, de 15 años, conoció la responsabilidad de ser madre. Tuvo que levantarse tres veces cada noche a calmar su llanto, le cambió el pañal 20 veces, lo alimentó 31 veces, le extrajo los gases 16 veces, le dio siete mecidas, lo paseó varias veces, y el bebé lloró durante 18 minutos durante ese tiempo.

El sacrificio de esos tres días fueron suficientes para Angély darse cuenta que no está “para nada” preparada para tener hijos. Esta jovencita, estudiante de la escuela San Vicente de Paúl y residente en el sector Catanga, de Los Mina, en la parte Este de la capital, forma parte de los 8,000 adolescentes de 13 a 17 años que han participado en el Programa “Bebé, piénsalo bien” que desarrolla desde el 2006 el Despacho de la Primera Dama, dirigido a prevenir el embarazo en adolescentes.

Angély cursa el segundo de bachillerato y dice que durante el fin de semana las veces que salió tuvo que llevarse el muñeco simulador de bebé porque no sabía a que hora lloraría. También refiere que estuvo desesperada porque no quería que se le muriera, y que en la calle la gente le preguntaba: ¿Tan chiquita y ya tienes hijos?. Dice que es una experiencia inolvidable y que le hizo ver que no está preparada económicamente, física ni mentalmente para ser una madre tan joven.

“Por ahora ni loca, porque con un bebé no podría hacer nada, estuve presa ese fin de semana”, confiesa. En Angély el proyecto hizo los efectos esperados, con él se busca, señala Carolina Gordillo, encargada del mismo, que las adolescentes entiendan la responsabilidad y el cambio que genera en sus vidas el convertirse en madres a temprana edad. Hasta el momento en el programa han participado 50 escuelas y colegios de diferentes provincias del país.

Los muñecos simuladores de bebés pesan siete libras y media, y mediante un chip se programan con una cinta inviolable que se coloca al adolescente que permite determinar los cuidados que le da, y en caso de maltrato o descuido puede morir.

Gordillo cuenta que el simulador hace todas las cosas que un bebé normal, llora cuando tiene hambre, cuando necesita cariño, cuando tiene gases o necesita cambio de pañal. Se entrega al adolescente, hembra o varón, a las 3:00 de la tarde del viernes y se desprograma a las 10:00 de la noche del domingo.

Además de los adolescentes, en el programa se involucran instituciones educativas, familias, maestros y psicólogos. Entre los objetivos del proyecto está prevenir embarazos en adolescentes, educando a los jóvenes a través de una metodología novedosa, vivencial y participativa, así como concienzar a los padres sobre la importancia de la educación sexual a temprana edad. La encargada del programa que ejecuta el Despacho de la Primera Dama lamentó que los centros de enseñanza no tengan la educación sexual como una materia formal.

TRES AÑOS LLEVANDO EDUCACIÓN A JÓVENES
Una enseñanza que ha arrojado el programa en los tres años que tiene en aplicación, explicó Cardillo, es que el mismo no resolverá por sí solo el problema del embarazo en adolescentes, pero es un grano de arena en la lucha por la prevención del embarazo a destiempo.

En el país se estima que cerca del 30 por ciento de la población embarazada es adolescente.

Hasta el momento el programa cuenta con 200 simuladores de bebé, y en los próximos días llegarán unos 100 más. Cordillo explicó que el 70 por ciento de los participantes han valorado como muy positivo el proyecto; el 60 por ciento los cuida bien, pero también hay quienes los han maltratado, unas dos han salido embarazadas luego de participar, y se ha generado mortalidad.

Explicó que cada simulador trae consigo un chip integrado que almacena datos de los cuidados que él o la adolescente ha brindado al bebé. De esta forma, los educadores y orientadores obtendrán al final de la semana un reporte de las veces que el bebé fue alimentado, dormido y acariciado, comparándolo con las veces que lloró y no fue atendido por una u otra razón.

-------------------------------------------------------------------------------------------------
Si te gusta el contenido y no quieres perderte ningún post, recuerda suscribir tu
e-mail en la parte derecha superior de la página.
No olvides también hacer tu comentario y dejar tu impresión debajo de este artículo, Muchas gracias!!
-------------------------------------------------------------------------------------------------