viernes, 19 de febrero de 2010

7 Formas de Mantener La Chispa Sexual

Después de compartir una vida sexual con la misma persona durante mucho tiempo, es común que se caiga en la rutina y el sexo deje de ser tan excitante e intenso como antes.Inventamos mil pretextos para no hacer el amor: que estamos muy cansadas, tenemos que atender a los niños, debemos terminar un trabajo importante...

El problema es que si esto no se soluciona a tiempo surgen distanciamientos que ponen en peligro el bienestar de la relación; de hecho, se afirma que la mayoría de las infidelidades se dan precisamente a causa de la falta de interés en el sexo de una de las partes. Si te has dado cuenta de que la sexualidad está fallando, tenemos unos excelentes consejos que los ayudarán a ti y a tu pareja no sólo a superar la situación, también les permitirán mantener el calor de la alcoba para siempre...

Ubícate en la Realidad.
No es lo mismo los tres mosqueteros que 10, 20, 30 años después. Aunque las películas muestren escenas en las que parece que todo el mundo disfruta más de los placeres eróticos que tú,no hagas caso. Algunos medios distorsionan el sexo y lo convierten en una competencia en la que siempre se debe ganar con un buen orgasmo y un hombre muy apuesto a tu lado). Lo más importante es que te concentres en lo real: quizá ya no tienes el mismo aguante para hacer el amor toda la noche, tal vez él engordó un poquito,
probablemente tu cuerpo perdió firmeza después del primer bebé, posiblemente te tardas más en alcanzar el orgasmo o él en mantener una erección... Pero ¿qué importa? Lo que interesa es que sean ustedes quienes lo disfruten y califiquen, sin compararse con nadie.

No te niegues.
Es frecuente que haya días en los que él tiene muchas ganas de hacer el amor mientras que tú de plano no sientes el menor deseo y viceversa. Una de las quejas más comunes en los consultorios de terapia de pareja es que pocas veces su reloj sexual (por llamarlo de alguna manera) concuerda. Los sexólogos dicen que el coito es una necesidad tan natural como el comer y beber y eso de no estar de humor es sólo una excusa para no tenerlo, por lo que recomiendan que,de cuando en cuando, es bueno dejarse llevar por el placer de las caricias, los besos y más... Desde luego que esto no significa que debas sentirte obligada a cumplirle a tu galán, ¡ojo con eso!

Lo importante es la calidad no la cantidad.
Olvida las cuentas. No importa si ustedes tienen sexo una, dos, seis o 20 veces al mes, lo realmente trascendental es que éste sea satisfactorio. No es bueno inquietarse por la frecuencia del acto sexual, para hacerlo no existe un itinerario ni mucho menos un récord que cumplir. Preocúpense por mejorar sus relaciones, incrementar el placer, entregarse por completo cada vez que hagan el amor. Si sólo es una vez al mes pero pueden decir que esa ocasión está llena de plenitud y complacencia, ¡no hay problema!

Cambia de hábitos.
Cuando el aburrimiento alcanza un nivel muy elevado, comienzan a surgir dudas y preguntas entre cada miembro de la pareja. Muchas personas empiezan a pensar en qué pasaría si encontraran un nuevo compañero(a) más atractivo y quizá menos predecible. Para algunas, tales ideas se mantienen sólo como eso, ideas obscuras; sin embargo, otras hacen caso de sus pensamientos y se involucran en aventuras amorosas.
Las parejas no pueden desecharse como si fueran automóviles viejos; en todo caso, si lo que les molesta es la monotonía, necesitan de mucha voluntad para cambiar sus hábitos sexuales y darse la posibilidad de descubrir, juntos, cosas nuevas.

No más excusas...
Es increíble la capacidad que adquirimos para inventar pretextos con tal de evadir el tema sexual... Me duele la cabeza, estoy muy cansada, tengo que atender a los niños... El sexo es un aspecto fundamental en la vida en pareja y aunque no pueda tenerse todos los días, siempre resulta positivo abrir un espacio y destinarle cierto tiempo.

Sal de tu casa, o almenos de la habitación.
O al menos de la habitación. Tal vez, la cama es el lugar en donde han compartido más experiencias juntos.Pero aunque ese sitio esté lleno de ustedes, es bueno que se alejen de allí y prueben otras opciones. Están el piso, la cocina, el sillón de la sala, las sillas del comedor y otros cuartos de la casa. Si tienen la posibilidad de salir a una segunda, tercera o quinta luna de miel, ¡háganlo! Vayan a la playa, visiten un pueblo alejado de la civilización o reserven para el fin de semana en un hotel del mismo lugar en el que viven.

¡Reprográmate!
Si intentas cualquier cosa que jamás hayas hecho, estarás dándole a tu cuerpo y a tu
mente una nueva perspectiva sexual. Y no se trata precisamente de que pruebes posturas distintas, más bien estamos hablando de cosas tan sencillas como, por ejemplo, si usualmente hacen el amor desnudos, lo experimenten llevando ropa puesta. El cerebro, al percibir situaciones inesperadas, ayuda a que las sensaciones sean más intensas. Otra forma de prepararte es relajarte a través de la respiración. Una recomendación de los expertos es que antes del contacto sexual la pareja se pose en la cama, el hombre acostado detrás de la mujer abrazándola por el pecho y la cintura, en la posición que se conoce como cuchara, ambos deben sincronizar el ritmo de la respiración y mantenerlo durante unos cinco minutos.

Publicado en: feminactual.com
-------------------------------------------------------------------------------------------------
Si te gusta el contenido y no quieres perderte ningún post, recuerda suscribir tu
e-mail en la parte derecha superior de la página.
No olvides también hacer tu comentario y dejar tu impresión debajo de este artículo, Muchas gracias!!
-------------------------------------------------------------------------------------------------