viernes, 14 de agosto de 2009

Como ahorrar dinero en nuestras casas?

Este artículo se centra en un tema de actualidad que preocupa, sobre todo, a los padres que debemos mantener una familia y combinar poco tiempo con poco dinero y, aún así, comer sano, rico y barato. Se proporcionan consejos útiles y fáciles de aplicar, para ahorrar en las compras, en la cocina y en el consumo de agua y luz.

Combinar poco tiempo y poco dinero, comer sano, rico y barato, parece una misión imposible. Ir al mercado hoy en día no es tan fácil por la extensa oferta en cuanto a variedad y calidad de los productos y a los precios altos.

Sin embargo, no siempre hay que elegir lo más caro para que en nuestra casa se coma bien. Para empezar, es posible cambiar ciertos hábitos.

El menú debe diseñarse con los alimentos que están en oferta –no con los que dan ganas de comprar en el momento-, así como con las verduras y frutas más económicas que se puede aprovechar en varias comidas como pasteles, fideos o ensaladas.

¿Ha pensado, por ejemplo, que las verduras pueden ser más económicas y hasta más frescas si las compra en el mercado más cercano de su vecindario, sin necesidad de desplazarse a los grandes supermercados?

Y no hay que olvidar que la cocción de varias comidas a la vez (refrigerando las que no se consuman inmediatamente) ahorra tiempo y energía, lo que se traduce en una mayor economía.

Ahorre en las compras

1- Para hablar de economía del hogar es preciso ahorrar en pequeños detalles que, al sumarlos, dan como resultado un monto significativo. Por ello es necesario tener en cuenta los siguientes consejos a la hora de ir a hacer las compras:

2- Antes de salir de casa, elabore una lista de lo que necesita. Compare los precios que ofrece cada marca.

3- Haga una o dos compras grandes al mes. Así controlará mejor lo que gasta y evitará la tentación de comprar por impulso.

4- No abuse de la tarjeta de crédito y pague siempre que pueda en efectivo. Casi siempre se gasta menos.

5- Aproveche ofertas de productos no perecederos para llenar la despensa.

6- Aprenda a consumir calidad a buen precio. Algunos productos son económicos y poseen excelentes propiedades nutritivas. Por ejemplo, las frutas y verduras de temporada son más baratas y se encuentran en su mejor momento.

En la cocina:
En la cocina, cada ama de casa tiene sus trucos. Bastan algunos ejemplos:

• Cocine grandes cantidades y congele en raciones para ahorrar no sólo tiempo, sino también energía.

• Aproveche las sobras de comida como tostar el pan duro para el desayuno o utilizarlo para hacer bases de postres; convertir los restos de legumbres en purés para el día siguiente o los de carne y aves para hacer albóndigas, croquetas o huevos rellenos.

• Use el vino que se avinagra para aliñar ensaladas.

• Para impedir que se queme el aceite y dure más mientras se fríe, coloque un corcho
en el sartén.

Ahorro en la luz:

• Emplee la luz artificial sólo cuando sea necesario. No deje la luz encendida cuando salga de la habitación.

• Si usa luz fluorescente y va a estar apagada menos de 20 minutos, es mejor que la deje encendida. De esta forma, consumirá menos energía que encendiendo y apagando la luz varias
veces.

• Cambie las bombillas convencionales por otras halógenas de bajo voltaje o por lámparas fluorescentes compactas. Se obtiene el mismo nivel de iluminación, duran 8 veces más y ahorran hasta un 80% de energía.

•Utilice ollas y sartenes de diámetro mayor que la zona de cocción y tape las ollas para no desaprovechar calor. Se ahorra casi un 20% de energía.

Fuente: Plan Amanacer
-------------------------------------------------------------------------------------------------
Si te gusta el contenido y no quieres perderte ningún post, recuerda suscribir tu e-mail en la parte derecha superior de la página.No olvides también hacer tu comentario y dejar tu impresión debajo de este artículo, Muchas gracias!!
-------------------------------------------------------------------------------------------------