jueves, 27 de agosto de 2009

Consejos para no engordar en el embarazo

El organismo de una mujer embarazada obedece a un metabolismo diferente. Algunas mujeres embarazadas tienen tendencia a "almacenar" lo que eliminarían en circunstancias normales.

¿Porqué?" La regulación del azúcar es diferente. En la mujer embarazada, la tasa de azúcar aumenta con mayor rapidez, su organismo reacciona fabricando más insulina". No hay que olvidar que este "almacenamiento" tiene por fin asegurar reservas de cara a la lactancia.

Olvida los dictados de peso ideal durante el embarazo. Para el nutricionista y comportamentalista Jean-Philippe Zermati, no hay un aumento de peso ideal durante el embarazo, ya que varía mucho de una mujer a otra y el discurso de ciertas guías o médicos puede ser particularmente ansiogénico. Lo más importante es no estresarse.

El Dr. Zermati te explica el por qué: - La mayoría de las mujeres pierden los kilos aumentados durante el embarazo. Las estadísticas ginecológicas indican que como media, la mujer no mantiene más de 1.5 kg. Sólo un 15 % de las mujeres conservan un sobrepeso de más de 5 kg, un año después de haber dado a luz.

Es imposible prever si una mujer embarazada va a aumentar o no mucho de peso. Algunas mujeres, ya en una situación de restricción, van a perder el control de su alimentación durante este periodo tan particular y van a acumular los kilos, mientras que otras vivirán la transformación de su cuerpo de una manera muy serena.

Las hormonas ligadas al embarazo favorecen la apetencia. El aumento excesivo de la ración alimentaria suele pasar desapercibida, aunque sea muy real. El anuncio del embarazo puede conllevar a un aumento inadaptado de los aportes alimentarios.

La aparición de retención de agua, incluso de edemas, conlleva a un aumento impresionante de la curva de peso, hacia el séptimo u octavo mes de embarazo. Estos últimos kilos suelen perderse, en general, con bastante rapidez después de dar a luz.

Resumiendo, es difícil prever el tiempo que se necesitará para recuperar la línea. A algunas mujeres les costará perder esos kilos aumentados durante el embarazo y otras los perderán fácilmente. Pero en cualquier caso, lo más importante es no estresarse, ni obsesionarse con el tema, ya que un estado de ansiedad podría desajustar tus necesidades.

El aumento de peso durante el embarazo varía mucho de una persona a otra, pudiendo incluso varias de un embarazo a otro en la misma mujer", nos explica el Dr. Zermati.

La media del aumento de peso oscila entre 9 y 13 kg, pero las mujeres muy delgadas pueden aumentar hasta 18 kg, sin que ello suponga un problema para su futuro bebé, ni para su futuro peso. Otras mujeres, más redonditas, cogen menos peso, pero recuperan con mayor dificultad su línea. Por lo tanto, no existen reglas, como nos recuerda el Dr. Zermati.

El aumento de peso durante el embarazo no ha atraído la misma atención de los médicos, de una generación a otra. En los años 70, se aconsejaba a las futuras madres que no aumentasen más de 9 kilos, para posteriormente pasar a una época más laxista. Actualmente se vigila bastante, sobre todo en caso de un sobrepeso real.

Por ello, el aumento de peso se vigilará muy de cerca en caso de que el IMC (Indice de Masa Corporal) sea en principio preocupante. Y no solamente se trata de una cuestión estética, sino de la salud del futuro bebé. Los problemas de peso favorecen la hipertensión, la diabetes gestacional y sobre todo, un parto más complicado.

Calcula tu IMC (sin embarazo) :
Cálculo : peso sin estar embarazada (kg)/altura (m) al cuadrado.

Los consejos del Dr. Jacques Fricker, en función de tu IMC:
Eres flaca :
Deberías aumentar entre 12.5 y 18 kg

Eres delgada:
Deberías aumentar entre 11.5 kg y 16 kg

Tienes sobrepeso:
Deberías aumentar entre 7 kg y 11.5 kg

Eres obesa:
Debería aumentar entre 6 kg y 10 kg


Nunca nos cansaremos de decirlo, que durante el embarazo no se trata de comer por dos, sino comer dos veces mejor, es decir, adoptar un régimen equilibrado.

No todas las mujeres embarazadas somos iguales frente al aumento de peso. Algunas mujeres sólo aumentan 9 kilos y otras acumulan los kilos pero los pierden al dar a luz, otras pueden retener agua. En cualquier caso, el Dr. Jacques Fricker resalta ciertos factores que pueden favorecer el aumento de peso:

- Tener más de 35 años
- El haber aumentado mucho de peso en los embarazos precedentes
- No moverse mucho, llevar una vida sedentaria
- Has aumentado de peso desde el principio del embarazo
En cualquier caso, no se trata de hacer un régimen restrictivo durante el embarazo, sino de vigilar la la calidad de tu alimentación ( y las cantidades) y sobre todo, de escuchar tus propias necesidades.

El Dr. Jacques Frickerte aconseja el siguiente aporte diario, a fin de consumir todo lo que tu bebé necesita y evitar posibles carencias.

Desayuno
Si al despertarte no tienes hambre, reparte el desayuno a lo largo de la mañana.

- Una bebida caliente
- Un producto lácteo
- 2 rebanadas de pan integral o pan de cereales, con poco azúcar (copos de avena, muesli, All Bran, Special K).
- 1 nuez de mantequilla o miel
- Una fruta

Alimentos que hay que evitar: cereales demasiado dulces, mermelada, bollos, leche entera, cremas, postres o productos lácteos demasiado grasos, tipo yogur griego...

Comida
Verduras como acompañamiento, sopas u hortalizas.

- 100 gr. de pescado, carne (no demasiado grasa), aves ó 2 huevos
- Un producto lácteo
- Dos rebanadas de pan o una porción de féculas
- Una porción de materia grasa
- Una fruta.

Alimentos que hay que evitar: recetas con salsas pesadas y difíciles de digerir, alcohol …

Ideas para merendar
Una fruta
Un producto lácteo magro
Dos rebanadas de pan integral con un poquito de mantequilla
O dos o tres galletas ricas en cereales
Alimentos que hay que evitar: azúcares rápidos, bollería, helados, pasteles, tartas...

Se dice que un bebé pesa como media 3,5 kg. Entonces, ¿porqué se engorda tanto?

Pues porque el cuerpo se prepara para el nacimiento.
Este esquema te ayudará a hacerte una idea sobre a donde van los kilos que se acumulan a lo largo de los meses:

Aumento del volumen de los senos: 0.5 kg
Sangre: 1.5 kg
Bebé: 3.5 kg
Placenta: 0.6 kg
Líquido amniótico: 1 kg
Útero: 1 kg
Reservas de grasa: 3 kg
Líquidos maternales: 1.5 kg
Con un total medio de 12.5 kg para un peso "salud" normal.

Los kilos cogidos al principio del embarazo sirven sobre todo a la madre (líquido amniótico, placenta, útero, volumen sanguíneo). Al final del embarazo, la ganancia de peso contribuye principalmente al crecimiento del bebé. A menudo, la mujer embarazada, entre la 17 y 28 semana, es cuando coge más peso. Por ello, no es inquietante aumentar dos o tres kilos al mes al final del embarazo, sobre todo si eres pequeñita.

Fuente: En Femenino.com
-------------------------------------------------------------------------------------------------
Si te gusta el contenido y no quieres perderte ningún post, recuerda suscribir tu
e-mail en la parte derecha superior de la página.
No olvides también hacer tu comentario y dejar tu impresión debajo de este artículo, Muchas gracias!!
-------------------------------------------------------------------------------------------------