martes, 7 de julio de 2009

100 millones de mujeres trabajan en América Latina

Más de 100 millones de mujeres trabajan en América Latina, un quinto de su población, en una cifra que seguirá subiendo en un proceso "irreversible" pese a que enfrentan desigualdades y reciben menores salarios que los hombres, según un estudio difundido ayer lunes en Santiago de Chile.

En la región, las mujeres han protagonizado una masiva incorporación al mundo del trabajo con una tasa de participación de un 53% de las latinoamericanas en el mercado laboral, de acuerdo al estudio "Trabajo y Familia" elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD).

"En la actualidad hay más de 100 millones de mujeres en la fuerza de trabajo de América Latina y el Caribe", señaló el director regional de la OIT, Jean Maninat.

"Es un nivel inédito, el resultado de una incorporación masiva e irreversible", añadió Maninat al presentar el informe en una ceremonia.

De acuerdo al informe, la participación laboral de las mujeres era de 37,9% en 1990.

Entre las mujeres de 20 y 40 años en tanto, la tasa en la actualidad se empina hasta un 70% de participación laboral, lo que se explica entre otras razones por la mayor preparación profesional de las más jóvenes.

Entre los hombres, en cambio, la tasa de participación laboral ronda el 75%.
En un escenario de crisis económica mundial, que ha golpeado a la región empujando a millones de latinoamericanos al desempleo, Maninat señaló que "ninguna economía" podría sobrevivir sin el trabajo femenino.

Pese a esta incorporación al mundo laboral, las mujeres enfrentan problemas como estar expuestas en mayor medida al trabajo informal y contar con menores protecciones frente al retiro o el desempleo. Un 54% de las mujeres latinoamericanas están empleadas en el sector informal, señaló el documento.

El estudio de los dos organismos multilaterales señaló además que los ingresos promedios de las mujeres "representan el 70% de los que generan los hombres".

Entre las dificultades que encuentran las mujeres para insertarse en el mundo laboral figura entre otros el cuidado de los hijos o las responsabilidades del trabajo doméstico, que recae sobre todo en ellas. "Las horas destinadas por las mujeres a los quehaceres domésticos son hasta cuatro veces mayores que los que destinen los hombres", señaló el informe.

Para Rebeca Greenspan, esta desigualdad aparece vinculada a lo que llamó "la dictadura del tiempo" o la dificultad para combinar de manera igualitaria las responsabilidades laborales y familiares, en una tensión provocada por un cambio profundo en la sociedad latinoamericana.

"Como región estamos presenciando una transformación radical en el imaginario de la familia", señaló Greenspan, aludiendo a "la crisis" del modelo tradicional de hombre proveedor y mujer dueña de casa.

"No es sólo un tema de igualdad, sino también económico", afirmó Bachelet al respaldar el trabajo femenino. "Si no ponemos fin a las tensiones entre trabajo y familia (...) el crecimiento económico, el funcionamiento del mercado del trabajo y la productividad de las empresas se van a ver perjudicadas", añadió.

América Latina tenía 546,6 millones de habitantes en 2005 y se espera que en 2010 sea de 582,5 millones, según cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.
-------------------------------------------------------------------------------------------------
Si te gusta el contenido y no quieres perderte ningún post, recuerda suscribir tu e-mail en la parte derecha superior de la página. No olvides también hacer tu comentario y dejar tu impresión debajo de este artículo, Muchas gracias!!
-------------------------------------------------------------------------------------------------