martes, 14 de julio de 2009

Encuentran cadáver de francomacorisana en edificio de NY

Nueva York.- El cadáver de la francomacorisana, de 46 años y madre de tres hijos, fue hallado el sábado en un conducto de aire acondicionado en el piso 12 de un edificio del distrito financiero de Manhattan, donde trabajaba como limpiadora.

Las manos y los pies estaban atados con cinta adhesiva y también se había cubierto con ese material su cabeza y boca, según explican diversos medios locales.

La muerte se produjo por asfixia debido a la obstrucción de las vías respiratorias, según indicó una portavoz de la oficina forense a la prensa.

Un charco de sangre debajo de un conducto del sistema de aire condicionado, que está en construcción, sirvió de pista para que la policía descubriera el cadáver de la mujer, que conservaba el uniforme de trabajo y tenía las manos atadas a la espalda, según explicó el portavoz de la policía, Paul Browne, a The New York Times.

La policía neoyorquina continúa hoy investigando el asesinato de Eridania Rodríguez, la dominicana que desapareció el pasado martes en un edificio de oficinas de Nueva York y cuyo cadáver fue hallado durante el fin de semana maniatado y con cinta adhesiva en la cabeza y la boca.

"Obviamente se trata de un homicidio", manifestó hoy a Efe una portavoz de la Policía, que agregó que la investigación se mantiene abierta y no hay sospechosos o detenidos por el momento.

Agregó que un crucifijo de oro, que la mujer llevaba colgado de una cadena alrededor del cuello, estaba adherido a la cinta que cubría su boca, sin que se haya determinado por el momento si eso sucedió durante el acto de amordazar a la víctima o pudiera tener otro significado.

Algunas personas allegadas a la víctima, a la que llamaban familiarmente Iris, han manifestado que ella estaba cada día más nerviosa por trabajar en el turno de noche en condiciones solitarias y que incluso se había sentido vigilada y hostigada en su trabajo.

Rodríguez fue vista por última vez el martes por la tarde en el edificio de oficinas y la policía halló después su carro de limpieza en el octavo piso del inmueble. La ropa de calle y la bolsa de Rodríguez fueron encontradas en su taquilla.

La policía ha interrogado a diversas personas en relación con este caso, entre ellas a un operador del montacargas que hay en el edificio.

Rodríguez llegó a Nueva York a comienzos de la década de los años 80 procedente de la localidad dominicana de San Francisco de Macorís, con sus padres y otros familiares.

Quienes la conocían de cerca han subrayado sus cualidades humanas y su dedicación a sus hijos.

Fuente: