domingo, 10 de mayo de 2009

Lencería para cada ocasión

El que nos quede bien un vestido, falda, pantalón, etc., depende en gran parte de lo que llevamos por dentro, es decir de nuestra ropa interior. La elección de la lencería adecuada nos garantiza el vernos perfectas para esa ocasión tan especial.

Estoy de acuerdo que ante todo debes ir cómoda, pero debes tener mucho cuidado de que esa comodidad no te traicione. Bragas, tangas, hilo dental, culotte, etc., si son de tu talla y de buena calidad, no tienen porqué resultarte molestas.

Ten en cuenta estos consejos y estoy segura que cuando veas en el espejo el resultado final, te sentirás muy contenta:

Cuando lleves una mini muy corta, o un vestido con mucho vuelo y tengas miedo que el viento te juegue una mala pasada, elije unos panties tradicionales pequeños. Si quiere sentirte sexy, elígelos en ricos tejidos, como seda o encaje, y llévalos a juego con un también seductor brasier.

Para una falda o vestido muy ajustado, de algodón o lycra, evita que se te marque la ropa interior.

En este caso una tanga de efecto invisible es lo mejor, es decir las que llevan silicona en los bordes y que se adhieren a tu piel de forma natural.

Ya no es “in” mostrar tu hilo dental cuando llevas jeans a la cadera, ahora eso se llama “vulgaridad”, y como tú eres una chica con estilo, debes evitarlo.

Para esas ocasiones opta por los culotte, o lo que es lo mismo mini-shorts a la cadera. ¿Sabías que está considerado como una de las prendas íntimas más sensuales según el segmento masculino?.

Sigue estos consejos y recuerda que cuando llevamos un conjunto de ropa interior sensual, más sexys y seductoras nos sentimos.
Publicado en mujer.com