martes, 19 de mayo de 2009

Son mellizos, pero de distinto padre

Como ocurre con la mayoría de los mellizos, Justin y Jordan, dos bebés de 11 meses, tienen mucho en común. Sin embargo, no tienen en común lo que es una "evidencia" para el resto de mellizos, y es que los pequeños tienen diferentes padres.

Algo que ha sido calificado de "milagro científico" por su madre, Mia Washington, quien ha reconocido, todavía sin terminar de creerlo, "Tengo unos mellizos de diferentes padres". Como recogen en la web myfoxdfw.com, la mujer ha admitido que, por la fecha en la que se produjo el embarazo, mantuvo un affaire con un hombre que no era su pareja. "De toda la gente de América y del mundo, me ha tenido que tocar a mí", declara todavía en shock.

El extraño suceso no es tal "milagro", tiene su perfecta y lógica explicación médica. Responde a lo que los doctores han denominado superfecundación heteropaternal, un fenómeno poco frecuente, del que sólo se han registrado unos pocos casos en todo el mundo.

El Doctor Chris Dreiling, que no conoce a la peculiar familia pero que ha estudiado esta "maravilla médica", ha explicado que la superfecundación puede ocurrir cuando la mujer produce más de un óvulo.

En ese caso, si mantiene relaciones sexuales es fácil que resulte embarazada de mellizos. Si esos encuentros sexuales se producen con distintas parejas, podría producirse el mismo efecto, lo que ocurre es que en este caso, cada óvulo podría ser fecundado por espermatozoides de diferentes progenitores.

Caso distinto es el de los gemelos, en el que tan sólo resulta fecundado un óvulo que posteriormente se divide. Por lo tanto el fenómeno de heteropaternidad no podría darse en este caso, ya que al tratarse de un único óvulo, sólo puede haber un progenitor.

Mia y su pareja, padre de uno de los pequeños, acudieron al laboratorio de ADN Lab Clear Diagnostics en Dallas, al percatarse de las notables diferencias entre sus hijos, quienes presentan rasgos faciales bastante distintos (algo que no es normal si se hubiera tratado de gemelos del mismo progenitor).

Según el test de paternidad al que se sometieron, existen un 99,999% de posibilidades de que Justin y Jordan no tengan el mismo padre; dicho de otro modo, no cabe ninguna duda de que se trata de padres diferentes.

"Es realmente extraño. La mayoría de la gente cree que es algo que no puede ocurrir, pero ocurre", ha dicho Genny Thibodeaux, el presidente del laboratorio Clear Diagnostics. En la misma línea, el Doctor Dreiling ha afirmado, "Probablemente es el único caso de este tipo que tendremos ocasión de ver en Dallas. Es realmente anecdótico".

La actual pareja de Mia y padre de uno de los niños, ha decidido perdonar la infidelidad confesa, y quiere hacerse cargo de ambos bebés. La madre ha dicho que no les explicarán a los niños su peculiar situación, "hasta que éstos tengan suficiente edad para entenderlo". En cuanto al otro padre, Mia no pretende decirle nada.

Publicado en 20minutos.es