lunes, 4 de mayo de 2009

Una política rompe sus piernas para crecer 8 centímetros y así "ganar credibilidad"


Nueve meses de operaciones para ganar ocho centímetros.
Ahora mide 1,63, una altura que ella considera "normal".
Ha gastado 21.000 euros en el tratamiento.

Hajnal Ban es una política australiana que hasta la fecha había vivido con un complejo que no lograba superar y que le influía, según comentó en la edición digital de Times, hasta en su trabajo: era bajita.
Se ha sometido a una operación para alargar los huesos de sus piernas hasta ocho centímetros. "Muchas mujeres tienen inseguridades tales como su peso o su nariz; en mi caso era la altura", dice Ban, que trabaja en Logan City, en Queensland.

Tras nueve meses de intervenciones mide 1,63 metros, una altura "normal" para ella, que añade que vivía acomplejada desde que iba a la escuela.

"Dañaba mi credibilidad en política", asegura Ban, que estudió Derecho en la universidad y que acudió a una clínica en Kurgan, Rusia, donde pagó la cifra de 21.000 euros para eliminar a base de quirófano su pesadilla.

Rompió sus piernas en cuatro partesBan tuvo que someterse a una serie de operaciones complejas que consistían en fracturar sus piernas en cuatro partes para luego unirlas y ganar 1 milímetro al día.