domingo, 3 de mayo de 2009

Zapatos de tacón, como llevarlos

Inicialmente, los tacos estaban lejos de ser un ícono de belleza. Allá por el siglo XVII cuando comenzaron a utiliarse en Persia, su función era principalmente colaborar con los jinetes (hombres) para que tengan un soporte más seguro a la hora de estribar con el caballo.

Con el paso de los años, este invento fue expandiéndose por toda Europa. Sin embargo, los tacos estaban lejos de ser lo que son hoy, tanto a nivel de su material como de su función. En cuanto a su material, los tacos eran únicamente una especie de cuña de madera que se situaba en la suela en la parte de talón.

Así mismo, la función de los tacos no era proporcionarle una estabilidad más firme al su usuario sino, simplemente debían hacerlo parecer más alto. ¿Increíble como esto ha cambiado no? Hoy en día, los tacos son un ícono de belleza, un símbolo de belleza y femineidad, pero ojo, no cualquier taco sirve para cualquier ocasión. ¿Cómo y cuando debo usar cada taco?

El tacón de aguja no es apto para principiantes. Es alto y finísimo y te hace más delgada y las piernas más largas. Es perfecto para combinarlo con faldas por debajo de la rodilla y medias de color natural, o también con pantalón de pinzas de corte masculino.

Si lo que quieres es ir cómoda, el tacón plano es el tuyo. Los zapatos con tacón plano y punta poco redondeada estilizan la figura. Este tipo de tacón combina con bermudas, minifaldas o miniabrigos y medias negras o de color muy tupidas.

El tacón medio sirve para todo tipo de ocasiones. Es como la prenda de armario que siempre está disponible y siempre puedes contar con ella. Va con todo y estiliza la figura al mismo tiempo que proporciona comodidad.

Por su lado los zapatos de Tacones ancho suelen ser cómodos, de tacón alto o bajo y cuadrados. Si tienes las piernas largas, atrévete a llevarlo con una minifalda y, si te va algo más discreto, póntelos con pantalones pitillo o faldas evasé.

El Tacón de cuña sustituye al taconazo pero son más socorridos y se pueden llevar día a día. Combinan muy bien con faldas largas o pantalón pirata.

Atrévete a llevar el tacón con el cual te veas fabulosa, pero sobre todo recuerda que la comodidad es imprescindible para esto.